Emilio Ribes Iñesta recibió Doctorado Honoris Causa de Universidad de SLP

Académico e integrante del CEICAH de la UV

Paola Cortés Pérez

Emilio Ribes Iniesta recibió la condecoración de manos del rector de la UASLP, Manuel Fermín Villar Rubio
Emilio Ribes Iniesta recibió la condecoración de manos del rector de la UASLP, Manuel Fermín Villar Rubio

Emilio Ribes Iñesta, académico e integrante del Centro de Estudios e Investigaciones en Conocimiento y Aprendizaje Humamo de la Universidad Veracruzana, recibió el Doctorado Honoris Causa por la Universidad Autónoma de San Luis Potosí , por sus importantes aportaciones en el estudio del comportamiento humano y de la psicología, a nivel nacional e internacional.

El reconocimiento fue entregado en el marco de la sesión solemne del Consejo Directivo Universitario, el pasado viernes 7 de octubre, por el rector de la UASLP, Manuel Fermín Villar Rubio.

“Con su ejemplo nos hace reflexionar sobre el quehacer y objetivos de la universidad pública. Es un gran ejemplo para todas las personas que trabajan y trabajaron por una educación superior de calidad”, expresó.

En tanto, Agustín Zárate Loyola, presidente del Jurado de Honor, externó que Ribes Iñesta es una de las personalidades más importantes en el área de la psicología. “Es un referente de la psicología en México y en el mundo por su trabajo constante que ha impactado en cada una de las áreas de esta disciplina.”

Al tomar la palabra, Ribes Iñesta habló sobre la privatización de la educación superior en el país, que a su parecer inició a partir de 1988 con la adopción de criterios de planeación y administración de la educación, la investigación, la ciencia y la tecnología, impulsadas e impuestas por las corporaciones financieras, industriales y comerciales, nacionales e internacionales.

“La educación en general, principalmente la educación superior, así como la investigación científica y tecnológica, son apetecibles presas para el sistema capitalista, este sistema predador donde las universidades son vistas como empresas que forman parte de la estructura productiva.”

Estas nuevas políticas, expuso, han derivado en la creación de formatos evaluativos y requerimientos administrativos que se han apropiado de la gobernanza, organización y funcionamiento de las universidades.

“La llamada cultura de evaluación ha resultado ser un gran panóptico (arquitectura carcelaria diseñada para vigilar a los reclusos de una prisión desde cualquier punto en el que estuvieran), donde se deben rendir informes permanentemente, justificar cualquier solicitud, presentar comprobantes de cualquier actividad o resultado, ser auditado in situ para el cumplimiento de las tareas académicas, el académico debe dedicar parte de su tiempo a cumplir tareas del proceso de evaluación y otro para ser evaluado.”

En este mercado del conocimiento también participan los programas de posgrado, que a cambio de becas para sus estudiantes se ven obligados a cumplir con criterios de eficiencia productiva en términos de número y proporción de egresados, así como la incorporación a la red internacional de la producción del conocimiento, resaltó.

Emilio Ribes Iñesta es maestro en Psicología Experimental por la Universidad de Toronto y doctor en Filosofía por la Universidad Nacional Autónoma de México. Ha sido distinguido con el Doctorado Honoris Causa por la Universidad Veracruzana y es miembro emérito del Sistema Nacional de Investigadores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.