Yunes defiende a Peña y vs. Frente y AMLO

Arturo Reyes Isidoro

 

Político verdaderamente singular, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares es capaz de darnos cualquier sorpresa que cimbre si no a México al menos al medio político veracruzano. De ello dio muestras ayer e incluso volvió a subirse al ring político con los guantes puestos.

Quién sabe si acicateado por la inminente salida del gabinete presidencial de su amigo el aún Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong y la necesidad de no quedarse aislado del Gobierno Federal es que salió a hacer una abierta defensa del presidente Enrique Peña Nieto y su gobierno y a arremeter de frente y con todo contra el precandidato presidencial de Morena Andrés Manuel López Obrador al que retó y lanzó una seria advertencia.

En una postura personal que ningún prominente priista adoptó ante una ofensiva del gobernador panista de Chihuahua Javier Corral contra Peña, nadie de Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación; Enrique Ochoa Reza, presidente del CEN del PRI; Emilio Gamboa Patrón, coordinador de la bancada priista en el Senado; o César Camacho Quiroz, líder de la bancada tricolor en la Cámara de Diputados, para abajo, nadie más salió a defender a su líder y jefe. Lo dejaron solo.

Miguel Ángel, de quien comenté yo el lunes que lleva sangre y ADN tricolor de nacimiento político y que nunca ha gobernado Veracruz como un panista, se erigió más priista que sus excompañeros de partido y rompió lanzas a favor del mexiquense.

En una declaración que distribuyó la agencia Notimex, Yunes Linares se fue en contra del gobernador de Chihuahua Javier Corral aunque sin mencionarlo por su nombre. Éste denunció que el Gobierno Federal le retuvo fondos por casi 800 millones de pesos en supuesta represalia por las investigaciones que realiza la Fiscalía de aquel Estado por el desvío de recursos públicos que habrían ido a parar al PRI.

Con su declaración se puso también en contra de la coalición “Por México al Frente” (PAN, PRD, MC) que más tarde salió en defensa de Corral, no obstante que apoya la precandidatura de su hijo.

En la defensa del Presidente priista Yunes Linares declaró no sólo que mantiene muy buena relación con el Gobierno Federal sino que nunca se le presionó para que no actuara en contra de Javier Duarte.

Dijo que Veracruz recibe los recursos federales que le corresponden ya que éstos “están en el presupuesto, y el Presupuesto de Egresos de la Federación es una ley, no es algo que el Presidente pueda decir a este le das y a este no”.

Y de ahí pa’l real, se soltó. Tomo algunos párrafos de la nota de Notimex.

“Hay una relación institucional, cercana, nunca me han pedido que yo actúe o deje de actuar, saben que no lo aceptaría además y lo que tengo que decir es que hay buena relación y esa relación le ha sido muy útil a Veracruz”.

“Yo he mantenido con el Presidente de la República y con todos los secretarios de Estado y funcionarios federales una excelente relación, eso es lo que conviene a Veracruz, los gobiernos debemos actuar con sentido institucional no con sentido partidista”.

En entrevista declaró que se ha manejado de manera totalmente autónoma y que no tiene elementos para decir que el gobierno federal le ha puesto obstáculos, “por el contrario, tengo elementos para decir que el gobierno federal apoya al gobierno de Veracruz”.

Y remató diciendo que actualmente hay obras muy importantes en el Estado sin importar si el gobierno del Estado haya sido electo por una postulación distinta a la del Presidente.

Inusual y sorprendente la defensa cuando estamos en pleno año electoral y se supone que el PRI y el PAN, sus partidos, están enfrentados y que a estas alturas se debieran estar combatiendo.

El Gobernador no es un político improvisado. Es un verdadero zoon politikon, carga muchísimos años de experiencia atrás, conoce el sistema político mexicano por dentro y por fuera y su actitud no es casual, sólo una ocurrencia. Supo perfectamente lo que hizo y por qué. Lo interesante sería saber por qué. Yo tengo algunas posibles respuestas pero las dejaré para otra columna, más adelante, en tanto, además, se aclara un poco más el panorama.

No le saques loco, le dice a López Obrador

Y luego, al caer la tarde, aun cuando había dicho que no se subiría al ring electoral, como lo comenté ayer en “Prosa aprisa”, dio otra gran sorpresa al subirse de nuevo a los encordados con los guantes bien puestos y se lanzó con todo contra López Obrador. Me atrevo a pensar que quizá lo picó la burla que hizo de él el tabasqueño de que también “merece abundancia como Karime” por el reloj con el que fue fotografiado y que supuestamente vale seis millones de pesos.

En un video que grabó en la colonia 2 de Abril en calles aledañas a la Casa Veracruz y que subió por la tarde a sus redes sociales, dijo (transcribo íntegramente):

“Hace dos días llegó a Veracruz el loco López Obrador. Nuevamente su discurso se circunscribe a agredirme, a ofenderme, a ofender a mi familia, no tiene una sola idea, no sabe cómo resolver ningún problema,  este loco vividor del sistema sólo sabe como agraviar y destruir pero conmigo se va a topar con pared, mañana le voy a responder, hoy no tengo tiempo, tengo mucho trabajo, yo no soy un vividor como él, él se dedica a andar recorriendo sólo los pueblos, a decir mentiras y a ofender a todo el mundo, mañana voy a acreditar que es un mentiroso y voy a exigir que debata conmigo el domingo y el domingo le voy a demostrar en la Plaza Lerdo, en Xalapa, municipio gobernado por Morena, que Javier Duarte lo mantenía, que le daba dinero a él y a sus achichincles para sus campañas, le voy a demostrar que es un corrupto, que tiene prestanombres, que tiene ranchos en Chiapas y en Tabasco, no le saques loco, nos vemos el domingo en la tarde en Xalapa en la Plaza Lerdo, mañana te respondo, hoy no tengo tiempo, tengo muchísimo trabajo a diferencia de ti que eres un vividor, que vives del presupuesto, que tienes 18 años sin trabajar, yo sí trabajo loco, tengo que trabajar todo el día y lo hago con mucho gusto en bien de los veracruzanos. Órale loco ahí te espero”.

Si con esto no defendió a Peña Nieto, indudablemente que apoya, así sea indirectamente, a José Antonio Meade, el precandidato presidencial del PRI y quien se perfila como quien le dará la batalla al tabasqueño.

La actitud del Gobernador ayer marca un hito en su carrera política. Quién sabe si viva yo para verlo algún día y comentarlo, quizá suceda más pronto de lo que uno se imagina, enfundado de nuevo en la camiseta tricolor. ¿Alguien iba a decir algún día que Dante Delgado terminaría siendo su aliado?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.