Rehabilitación física, indispensable tras un tratamiento de cáncer de mama

En ocasiones la paciente ignora que existe tratamiento o tomaron el equivocado, aseguróIsabelle Aloi Timeus

 

José Luis Couttolenc Soto

 

Isabelle Aloi Timeus, creadora de la Fundación Salvati, A.C.

Xalapa, Ver., 25 de abril de 2018.- La rehabilitación física en personas que se han tratado de cáncer de mama es de relevante importancia pues de no reactivarse la zona hay el riesgo de que se presente una secuela llamada linfidema (acumulación del líquido linfático en los tejidos adiposos), que provoca hinchazón del brazo, pecho o la espalda del lado en donde se realice la cirugía y, de no ser tratado correctamente, el edema tiende a crecer, lo que se le conoce como “elefantiasis”.

Isabelle Aloi Timeus, fisioterapeuta del Centro de Cáncer del Centro Médico ABC de la Ciudad de México, explicó lo anterior durante su participación en el Primer Congreso de Salud Sexual y Reproductiva que realizó del 19 al 21 de abril la Clínica Universitaria de Salud Reproductiva y Sexual (CUSRS) de la Universidad Veracruzana (UV).

Con 20 años de experiencia dentro de la rehabilitación física, Aloi Tameus expuso qué pasa con la mujer cuando se entera que tiene cáncer de mama, qué sucede con su estado emocional, físico y de nutrición, cómo reacciona cuando por el tratamiento de quimioterapia o radioterapia pierde cabello y ceja llevándola a un estado de depresión que le provoca no maquillarse para mejorar su apariencia física.

En todo este proceso, dijo, el actor principal es la paciente quien tiene como reacción común el miedo, y el primer pensamiento que la invade es “me voy a morir”, sin importar en qué etapa se haya detectado el cáncer.

Creadora de la Fundación Salvati, A.C., que se dedica a apoyar con fisioterapias oncológicas a pacientes de escasos recursos, la ponente mencionó que allí cuentan con un equipo multidisciplinario que ayuda tanto a la paciente como a su familia para enfrentar la situación de la manera menos difícil, porque muchas de estas mujeres “son proveedoras de su familia y no pueden dejar de trabajar, incluso en ocasiones sus hijos tienen que abandonar sus estudios para ayudar a su mamá en este proceso, no obstante que los tratamientos actuales son menos invasivos, pero son muy fuertes”.

Precisó que el equipo multidisciplinario es encabezado por el médico oncólogo, quien es acompañado por los profesionales de otras disciplinas como el cirujano plástico, quien determina si la paciente requiere o no reconstrucción de la parte afectada, si se tiene que retirar la mama, qué prótesis debe utilizar, qué tipo de brasier o qué tipo de peluca o si prefiere turbante y se le enseña a usar “un maquillaje de camuflaje, no de noche, para que se vea sana”.

La Fundación Salvati, A.C., tiene presencia en Guadalajara, Tijuana, Cancún y Ciudad de México, y a ella pueden acudir pacientes referidas de instituciones de salud pública, así como de manera directa debiendo llevar su carnet de salud y copia de su diagnóstico. El teléfono de contacto es (55) 55162011, en Facebook: Salvati AC y en la página webhttp://salvati.org.mx/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.