En los barrios populares, la literatura puede ser catártica

La escritora Xánath Caraza presenta este

viernes sus libros de poesía Hudson y Metztli

 

Xalapa, Ver., 02 de agosto de 2018.- En los barrios con índices altos de violencia, las niñas, los niños y los jóvenes tienen la necesidad de contar algo y de ser escuchados para sentirse, para reconocerse: muchas veces, para corroborar de alguna manera que existen. La escritora xalapeña Xánath Caraza lo sabe muy bien, porque lleva décadas impartiendo talleres y clases de literatura y creación, dando voz a quienes muchas veces experimentan una catarsis y logran comunicar sus sentimientos y narrar sus días difíciles.

Poeta desde niña, “pero sin el título”, se inició en aquellos talleres literarios que se impartían en el Ágora de la Ciudad. Estudió Filosofía, es educadora y vive en Estados Unidos, pero va y viene de su querida Xalapa, a la que le dedicó sus primeros escritos y donde se encuentra para presentar este viernes en el Centro Recreativo Xalapeño, a las 17:00 horas, dos libros: Hudson y Metztli.

Mucha de su poesía se basa en el lugar, las atmósferas, los paisajes… viaja mucho. Pero también lo social: La Pluma roja habla sobre los feminicidios en México, específicamente en Veracruz y en Xalapa; Tinta negra aborda la migración, y en Hudson, la metáfora de lo que es un río en general: el cambio, lo que lleva y trae; lo que deja, arrastra o destruye, frente a la vida que va dejando atrás. Y sin nombres, hace una crítica a la situación de Estados Unidos.

Entre otros reconocimientos, fue autora latina número uno entre los diez mejores “nuevos” escritores en 2013, para LatinoStories.com, y mereció distinciones por el poemario Conjuros, como Mejor libro de poesía escrito en español en Estados Unidos, de la International Latino Book Awards.

Lleva 12 títulos publicados y escribe para La Bloga, Seattle Escribe y la Revista Literaria Monolito. Además de colaborar en el Smithsonian Latino Center, Xánath lleva años trabajando en los barrios latinos de Estados Unidos, donde imparte clases para ayudar a los “chavos” a escribir poesía, y de alguna manera desmitificar aquello de que “es un género difícil y no es para todos”.

Con apoyo de universidades y de otros escritores, Xánath Caraza ha desarrollado una actividad importante con niñas, niños y jóvenes migrantes en Estados Unidos, “para que mediante la escritura puedan expresar lo que sienten, pues la situación está muy difícil por allá”.

– ¿Qué cuentan estos chicos en sus poemas, en sus cuentos?

¡Qué no cuentan! Muchas veces nos ponemos a escribir, pasamos tres o cuatro días procesando con ellos y tratando de decirles: “Ésta es la estructura que vas a llevar para hacer un poema, un cuento o lo que te salga…”. A la mera hora de presentar sus trabajos, muchas veces no tenían ganas de leerlos, y algún otro compañero lo hacía. Todos llorábamos, era una sesión realmente catártica, pues hablan de la separación de sus padres, de lo difícil que fue cruzar la frontera y del rechazo que a veces experimentan en sus escuelas.

– ¿En los sectores populares hay gran necesidad de contar?

De contar que existes a través de lo que cuentas, de afirmarse. Claro que hay una necesidad y te vuelves un poco psicólogo y mamá de ellos. Todos estos niños necesitan mucho de nosotros.

– No es fácil acercarse a ellos, armar un plan e implementarlo…

No cualquiera se involucra. Lo primero que se necesita es ganas de hacerlo, porque es un trabajo de voluntarios. Allá en Kansas tenemos un grupo que se llama Latino Writers Collective. Siempre nos hablan porque buscan modelos positivos para la comunidad. Nos dicen: “En tal lugar necesitamos que vayan, son niños de tal a tal edad, quieren hacer poesía o cuento…”.

Si son chiquitos trabajamos con juegos de Lotería, y con la carta nos proponemos hacer un cuento, por decir algo. Nos vamos acercando de manera cuidadosa y terminan hablándonos de su familia. Este juego siempre funciona, ya que son imágenes con las que están familiarizados.

Con los jóvenes no es igual. Me ha tocado hasta labores de alfabetización porque tenemos migrantes que no pasan de la primaria o secundaria. Usualmente publico el resultado de los talleres en las columnas que escribo. Para mí es muy importante que su trabajo sea haga público.

– ¿Qué quieres para tu ciudad en materia de cultura?

Xalapa es y seguirá siendo la “Atenas Veracruzana”. Sus habitantes somos muy activos culturalmente: quien no está en pintura está en arte, en poesía o literatura, trabajando con niños… Aquí siempre hay talleres infantiles, pero necesitamos más porque son formativos; que nos enseñen a leer, pero aprendamos a hacerlo bien, es una habilidad que nos servirá durante toda la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.