Ingresa Julia Carabias a El Colegio Nacional

+ “Es un reconocimiento a las ciencias ambientales y al tema de género”, dijo la académica de la Facultad de Ciencias de la UNAM, y la quinta mujer en formar parte de esa institución de prestigio internacional
+ Así como la pobreza y la desigualdad no son compatibles con la moral humana, tampoco debería ser aceptable la destrucción del medio ambiente, dijo en su conferencia inaugural

 

Ciudad de México, 28 de agosto de 2018.- Julia Carabias Lillo, académica de la Facultad de Ciencias (FC) de la UNAM y experta en ecología, restauración ambiental y cambio global, ingresó a El Colegio Nacional. Al dictar la conferencia inaugural Sustentabilidad ambiental y bienestar social, se convirtió en la quinta mujer en ser parte de esta institución de prestigio internacional.

La distinguida universitaria, autora de más de un centenar de libros y artículos sobre regeneración de selvas tropicales, manejo de recursos naturales, pobreza y medio ambiente, expuso que a lo largo de la historia la humanidad ha enfrentado crisis vinculadas al medio ambiente, pero ninguna como la iniciada hace sólo unas décadas.

En cuanto a su ingreso, dijo que “es un reconocimiento a las ciencias ambientales y al tema de género”. Ante el rector de la Universidad Nacional, Enrique Graue; el Premio Nobel de Química, Mario Molina, y demás integrantes de El Colegio Nacional, se comprometió a brindar su experiencia y esfuerzo a este cuerpo académico.

Los siete mil 700 millones de personas en el mundo –más los 15 mil que nacen cada hora– consumimos más recursos que en ninguna otra época y con gran asimetría. Además, no hay conciencia de que dependemos de la naturaleza, como los demás seres vivos, para abastecernos de alimentos, agua, energía y minerales.

La extinción de especies, el cambio climático, la deforestación, el estrés del ciclo del agua y la reducción de la capa de ozono, entre otros problemas, afectan el equilibrio de la biósfera y, de no modificarse, para el 2030 estarán comprometidas las oportunidades y posibilidades de elección y libertad de las próximas generaciones.

“Así como no es compatible con la moral humana aceptar la condición de pobreza y la brecha de desigualdad que separa a los ricos de los pobres, tampoco debería ser aceptable la destrucción del medio ambiente, ni que sólo los privilegiados gocen del derecho a un medio ambiente sano, a costa de quienes padecen la degradación ambiental o de los derechos de las generaciones venideras”, aseveró.

En el Aula Mayor, la también merecedora de la Medalla Belisario Domínguez sostuvo que es necesario avanzar hacia el desarrollo sustentable, hacer compatible el desarrollo económico y social con la conservación de la naturaleza.

La universitaria habló sobre modelos económicos que permiten el crecimiento sin transformar los ecosistemas naturales y respetan la renovación de los recursos. El ecoturismo, dijo, constituye una de estas opciones, “siempre y cuando se sigan las reglas de sustentabilidad que están comprobadas y forman parte de códigos internacionales de buenas prácticas”.

Al dar la salutación a la conferencia inaugural de Carabias, el presidente en turno de El Colegio Nacional, Juan Villoro, aseveró que esta incorporación representa un gran aporte científico y ético, pues como coordinadora y gestora de proyectos “ha trabajado para proteger un ecosistema arrasado por el vendaval que llamamos progreso”.

José Sarukhán dio respuesta a la lección inaugural de la también integrante de la Comisión sobre los Países en Desarrollo y Cambio Global, a quien definió como una ecologista-economista, y expuso que estas dos disciplinas son indisolubles.

El principal problema de la economía en el mundo, agregó el exrector de la UNAM y ganador del Premio Tyler –equivalente al Nobel de Medio Ambiente–, es haber ignorado los límites de la naturaleza, y coincidió en la necesidad de asumir una nueva ética, que implica una concepción de nuestro lugar en el Universo como parte de la naturaleza, de nuestro origen como especie, resultante de un proceso evolutivo.

Como secretaria de Medio Ambiente, prosiguió Sarukhán, Julia Carabias promovió el uso de la información científica, la participación de la academia y las organizaciones de la sociedad civil para marcar así una diferencia en la política ambiental nacional.

De igual forma, resaltó su iniciativa para que la UNAM estableciera la Reserva Ecológica del Pedregal de San Ángel, en Ciudad Universitaria, la más grande dentro de zonas metropolitanas.

“Bienvenida a esta tu casa Julia”, expresó el exrector al agregar que con su incorporación El Colegio Nacional renueva su impulso para incidir con propuestas e ideas que mejoren las políticas públicas con las que se atienden los problemas del país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.