La primera que puso distancia

Arturo Reyes Isidoro

 

Un rostro novedoso que irrumpió en el panorama político nacional este año fue el de Tatiana Clouthier, quien se convirtió en una protagonista de importancia al ser nombrada coordinadora de la campaña de Andrés Manuel López Obrador.

Logrado el triunfo, al menos yo pensé que estaría nominada a ocupar una Secretaría de despacho del nuevo gobierno federal, pero AMLO la invitó a ser solo Subsecretaria de Participación Ciudadana, Democracia Participativa (?) y Organizaciones Civiles, esto es, Subsecretaria de Gobernación, por debajo de Olga Sánchez Cordero, quien será la titular.

El sábado pasado impactó informativamente al hacer pública su decisión de no aceptar el cargo y optar mejor por una curul como diputada federal de Morena, lo que se interpretó como un rompimiento o en todo caso como un alejamiento del tabasqueño. Ante las reacciones que suscitó su anuncio se apresuró a publicar en su cuenta de Twitter que era “lo mejor para la Patria y a mi familia; no hay telenovelas por escribir y si cariño de la mano con López Obrador”.

No me queda duda que es una mujer inteligente. Optó por aplicar el famoso refrán “más vale ser cabeza de ratón que cola de león”.

Si alguien conoce ahora el fondo de la olla Morena (lo conoció en la campaña) y a López Obrador es ella. A tiempo se ha deslindado de un gobierno que no deja de mostrar signos de que será vertical, centralista, unipersonal y autoritario como fueron los gobiernos del PRI, en el que Andrés Manuel, él y solo él decidirá lo que haya que hacer o decir.

Tatiana fue la única morenista que alzó su voz en desacuerdo con el nombramiento de Manuel Bartlet al frente de la Comisión Federal de Electricidad. Acaso eso le sirvió para darse cuenta que la suya adentro de Morena sería una voz en el desierto porque nadie se atreve a cuestionar a AMLO.

Adentro de las filas de Morena corre la versión que ni ella ni Olga Sánchez Cordero han estado de acuerdo con algunos nombramientos y decisiones de Andrés Manuel, pero sólo la sinaloense se atrevió a renunciar. Tal vez se dio cuenta que cualquier lucha que emprendiera adentro estaba perdida de antemano.

Además, seguramente consideró que como Subsecretaria no dejaría de ser solo una empleada más de López Obrador y que no podría alzar la voz de inconformidad que la ha caracterizado. En la Cámara de Diputados, no se dude, va a hacer ruido.

En una mujer con muchas posibilidades económicas como ella, no creo que haya influido saber cuánto iba a ser su sueldo aunque a lo mejor tomó en cuenta que no valía el desgaste político que iba a sufrir (el poder desgasta, inevitablemente) a cambio de lo poco que recibiría luego del pago de sus gastos personales, por la reducción de sueldos que ha decidido el chocojarocho.

La señora Clouthier puso pies en polvorosa a tiempo. Eso creo. Y no será la única.

¿Y la de Las Vigas-Perote?

Fue el viernes pasado cuando el gobernador electo Cuitláhuac García asumió un serio compromiso: que eliminará las casetas de peaje de Fortín y de La Antigua.

De la primera es una petición de muchos años y no se ve difícil lograrlo porque se puede llegar a un acuerdo con el gobierno federal, esto es, sacarle la autorización a López Obrador. De la segunda, veremos un buen pleito legal con la familia que la tiene concesionada.

Aparte las broncas legales, la población veracruzana usuaria recibió con verdadero gusto el anuncio y espera que no se quede solo en eso.

Pero todos se preguntan por qué en cambio no tocó la caseta de la autopista Xalapa-Perote, donde asaltan sin ponerle a los conductores siquiera una resortera en la cabeza.

Sin duda, es una asignatura pendiente.

Rectora acatará reducción de salarios

Se esperaba que ella tomara la iniciativa y lo anunciara a través de sus cuentas en las redes sociales, pero no fue sino hasta ayer, cuando la entrevistaron los reporteros en Boca del Río, que Sara Ladrón de Guevara, rectora de la Universidad Veracruzana, dijo que se bajará su salario cuando el gobierno federal que encabezará López Obrador regule los tabuladores, para saber en qué monto lo hará.

La baja de sueldos, ¡ay!, trae de capa caída a más de uno en Veracruz, que ya sabe o que tiene indicios de que formará parte del gobierno de Cuitláhuac García y que ha podido enterarse cuánto ganará. Cómo que ya se les empieza a quitar las ganas de ser funcionarios.

Hay quienes ya lo piensan porque además tienen la seguridad de que les pedirán que trabajen sin descanso todo el tiempo y creen que la paga no será equivalente.

Habrá que ver quiénes dicen yo, alzan la mano y se apuntan para entrarle al toro, pero se va sabiendo que quienes sí están interesados hacen planes alternativos para completarse vendiendo mole en algún mercado de la ciudad o garnachas a las puertas de sus casas. Para los sueldos que se vinieron pagando, así de jodidas se ven (y se sabe que serán) las cosas en cuestión de salarios en la administración que está por llegar. Los que finalmente decidan entrarle lo harán por verdadero amor al arte o porque tienen mucha necesidad económica.

Así como este fin de semana acaba la canícula y se espera tiempo muy inestable por las lluvias y tormentas que vienen, así están las cosas adentro del cuitlahuismo donde hay mucha inestabilidad porque puede haber subidas y bajadas en las barajas de nombres que se vienen mencionando para ser futuros funcionarios, que si se dan mostrarán que Morena no es nada distinto al PRI y al PAN en sus pugnas internas.

Mota, vivito y coleando

Contra las versiones de que una vez que dejara de tener fuero estarían esperando a Adolfo Mota Hernández para proceder contra él por presuntos ilícitos, el coatepecano estuvo ayer en Vega de Alatorre donde en la colonia Tacahuile recorrió una calle pavimentada con concreto hidraúlico con recursos que gestionó cuando era legislador.

AMLO, con “viejitos”; el “Tuca” Ferreti, con chamacos

Qué contraste. Mientras que Andrés Manuel López Obrador gobernará acompañado de adultos mayores o un poquito más que mayores, ayer Ricardo “Tuca” Ferreti, exitosísimo entrenador de futbol y provisionalmente al frente de la Selección Mexicana, convocó a chamacos a la llamada selección mayor, entre ellos José Abella (23 años), Jesús Angulo (20), Gerardo Arteaga (19), Roberto Alvarado (19), Diego Lainez (18) y Érick Aguirre (21). Ya se verá quien tiene más éxito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.