Paradigmas y oscurantismo

Jorge Luis Serrano Texta

 

El solacium que se recrea cerca de las montañas y paisajes de ensueño en el verano, que no le piden nada a otras regiones del mundo, lugares donde la gente busca el encuentro con la naturaleza, motiva a sacar de la mochila algunos libros que nos sitúan en ámbitos eufóricos de la reflexión. Dan ganas de olvidarse del quehacer político, y de la violencia que se ha enseñoreado en nuestra dolida patria.

Apenas pruebo mi enervante café americano, en la pantalla del restaurante – en una nota retransmitida que en ese momento ya es vieja – veo a Martí Batres, presidente de la Mesa Directiva del Senado invitando a sus compañeros de bancada a llevar a su oficina respectiva comida de su casa para no cargar sus alimentos al erario. El cuasi abogado, muestra utensilios minimalistas de cocina.

Dicha promoción mediática de quinta en redes sociales, me parece grotesca, porque es la manera con la que, desde una alta tribuna, corresponden al mandato de la sociedad que espera con fe ciega la Cuarta transformación de México.

Por el nulo contenido argumentativo de la propuesta en relación a la mencionada “austeridad republicana” – eso me parece –, aprovecho para invitar a los legisladores a leer y evocar a tres egregios científicos, cuyas obras rompieron de manera definitiva con anquilosados paradigmas en una etapa histórica crucial para la humanidad:

Ciento ochenta y cuatro años después de haber condenado a la hoguera ese oscuro tribunal llamado Inquisición a Giordano Bruno, fundador del pensamiento moderno según Herder y Hegel; luego de colocar al pie del cadalso a uno de los más insignes científicos, Galileo Galilei, quien por el gravísimo atrevimiento de enseñar el sistema de Copérnico, fue denunciado como herético, la iglesia católica tuvo que enfrentar en las inmediaciones del siglo XIX el surgimiento de la Teoría moderna de la evolución a través del proceso de selección natural, cuyo autor, el científico británico Charles Robert Darwin (1809-1882), había desistido a la edad de 22 años, después de abandonar le Universidad de Edimburgo a convertirse en ministro de la iglesia de Inglaterra, para embarcarse en el Beagle con rumbo a las islas Galápagos, bajo la influencia de las tesis naturalistas del profesor John Stevens Henslow. Darwin, quien fuera el quinto hijo de una familia rica, contribuyó de manera decisiva sobre el pensamiento moderno en general. La iglesia se vio en la necesidad de explicar el por qué nuestra madre Eva tiene ombligo.

Años más tarde, el pensamiento científico cobraba un gran auge con la contribución a la filosofía política y a la corriente humanista del filósofo alemán Carlos Marx, nacido en Tréveris en el año de 1811. Hijo de familia acomodada y doctorado en Filosofía por la Universidad de Berlín cuyo ambiente académico estaba influido por Hegel. Sus obras criticaban al socialismo utópico. Estudia la economía política inglesa y socialismo francés. Firma el Manifiesto del Parito Comunista, obra política que marca un hito en el devenir del socialismo histórico, en coautoría con Federico Engels, quien era hijo de un fabricante de tejidos. El Materialismo dialéctico doctrina creada por Marx: Tesis, Antítesis y Síntesis, tiene una enorme influencia en la argumentación jurídica en nuestros tiempos. En uno de sus momentos más lúcidos Marx dijo que “la religión es el opio de los pueblos”.

En el año de 1915, se publica el libro Introducción al psicoanálisis, del médico Sigmund Freud (1856-1934). Nacido en Viena, (Austria), hijo de un segundo matrimonio. Su padre era un modesto comerciante de lana. Aprendió cinco idiomas, sobre todo, puso énfasis en el castellano para poder leer en el original la obra cumbre de Cervantes, El Quijote de la Mancha. Influenciado por Charcot, se dio a la tarea de investigar los procesos hipnóticos. Explicó su teoría de El complejo de Edipo: “En el caso del varón hay deseo por la madre y rivalidad por el padre a nivel inconsciente en la infancia como etapa madurativa sexual”. Los nazis quemaron sus libros. ¿Qué podía esperarse de la doctrina fascista contraria a la racionalidad, con engendros redivivos en la actualidad como Donald Trump? En 1884 estudia la medicina alcaloide. Estudió también la histeria y otros trastornos del sistema nervioso.

Este texto surge de lo que logré pergeñar a lo largo de hipnotizadoras páginas de libros espléndidos, como Introducción al psicoanálisis (Alianza Editorial, 1985), El Capital, Tomo I, (FCE, 1988) y ahora con las herramientas de comunicación digital, de la mismísima Wikipedia, recorriendo caminos andados por brillantes personajes, establece en forma somera, las coincidencias entre estos científicos egregios del siglo diecinueve. De acuerdo a las breves semblanzas, sus obras profusas – sin menoscabo de que su aportación a la ciencia sigue teniendo una enorme vigencia –, me parece que convergen en su rompimiento con los paradigmas cercanos al oscurantismo.


*Aforismo latino que significa, donde hay sociedad hay derecho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.